ADVERTENCIA: ESTE PRODUCTO CONTIENE NICOTINA LA NICOTINA ES NOCIVA PARA LA SALUD

El primer paso para que logres obtener la satisfacción al vapear es tener el equipo adecuado. No elijas a la hora de comprar uno de los “cigalikes” antiguos que parece un cigarrillo real; pueden tener la misma forma y tamaño del cigarrillo tradicional al cual estás acostumbrado, pero simplemente este tipo de dispositivos no son lo suficientemente potentes como para lograr la experiencia esperada. En cambio, puedes optar por un dispositivo estilo pluma (pen) o un kit de inicio. Sin embargo, evita dispositivos muy avanzados como los tanques de dripeo (goteo), atomizadores sub-ohm o mods electrónicos avanzados; estos equipos son para vapers (vapeadores avanzados) y no para personas que quieren empezar a dejar de fumar.

El paso a seguir es obtener el líquido con el contenido correcto de nicotina. Desafortunadamente, hay una tendencia hacia el consumo de niveles muy bajos de nicotina, y aunque esto es bueno, sobre todo a con los vapeadores que ya llevan un tiempo en esto, para alguien que inicia, no lo es. Si usted es fumador, querrá un nivel de nicotina mucho más alto, para lograr satisfacer sus antojos de la misma manera que lo hace un cigarrillo. Consulta en tu tienda de vapeo cual es nivel de nicotina que más se ajusta a tu necesidad de acuerdo a tu consumo de tabaco diario. Ellos te podrán indicar cuál es la cantidad adecuada que supla tu necesidad inicial de nicotina.

Cuando fumas un cigarrillo, tiendes a tomar bocanadas cortas y duras. Cuando vapeas no funciona de la misma manera; cuando empiezas a inhalar, la resistencia está empezando a alcanzar la temperatura de funcionamiento adecuada. Para lograr la experiencia esperada cambia de técnica: toma bocanadas más largas y suaves en su lugar; de esa manera le das más tiempo a la resistencia de calentarse y de evaporar el líquido y de esta manera generar una nube de vapor adecuada.

Puede tomarte unos días acostumbrarte a vapear y dejar de lado los hábitos de fumar, pero vale la pena hacerlo. Si sigues al principio con algunos antojos de más nicotina, no te preocupes; pronto lo entenderás. La mayoría de las personas comienzan a fumar esporádicamente, así como a vapear, en la medida que vaya avanzando el tiempo te darás cuenta de que no has encendido un cigarrillo tradicional en cuestión de días. Una vez que te acostumbras a la forma en que funciona el vaporizador, lo más probable es que ya no necesites más del tabaco.